sábado, 10 de mayo de 2008

OBSTINACIÓN



El épico ejercicio de la conquista romántica nunca fue tan arduo para mÍ como cuando decidí conquistar a esa mujer. Pensé que iba a ser cosa fácil, pero me tomó tres meses de asedió a los que sumé a una declaración de amor y dos apelaciones que obtuvieron por respuestas un “déjeme pensarlo unos días”, un “todavía no” y un “déme un poco más de tiempo”, que casi me llevan a la renunciación.

Ella era temperamental e indómita; tenía un rostro precioso y el cabello negro y largo más bello que he visto en la vida.... pero eran sus ojos color marrón los que, a pesar de su mirada insolente, me hicieron perderme en la poesía con que el creador dibujó a la mujer.

Su ansiado “Sí” transformo mi cumpleaños (15 de mayo, hace ya 32 años) en uno de los más gratos que recuerdo, pero nuestro romance no sobrevivió a la guerra que libramos como un par de testarudos que nunca supo ponderar el amor, porque nuestros encuentros casi siempre fueron eso: ahogar el amor en orgullo y tragarlo sin mostrar dolor. Si no fuera por el recuerdo de su olor a lluvia y el de la electricidad que creábamos con el roce de nuestras manos, o el del fuego que surgía entre nosotros con la simple proximidad del beso, no sería capaz de comprender el sinsentido con que ambos arropamos ese sentimiento insufrible que tan obstinadamente quisimos llamar amor.


“El hombre es celoso si ama; la mujer también, aunque no ame”. –Kant-




5 comentarios:

Angela Teresa Grigera dijo...

Cuantas veces el amor pasa y se va porque no sabemos retenerlo, orgullo, testarudez, que se yo cosas que no sabemos manejar, quizas por inexperiencia, quizas por no sentirnos dominados, y al final el amor (si lo fue) solo se transforma en una pasión que de pronto se apaga como una vela, sin darnos cuenta como y cuando.

Un saludo y siempre es un gran placer leerte

anngiels

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

TEA CUP CLUB dijo...

mmmm se me hace que estas hablando de la f...p....(broma)

EL MAPACHE dijo...

Jajaja.... ¿qué comes que adivinas?

BESOS

David Alvarado dijo...

A veces el amor esta, otras se va, otras nos hace sufrir, nos hace reir y nos hace llorar, todos tenemos una definicion de amor en nuestros corazones, para mi hasta hoy amar es dolor, y sea cual sea el concepto que manejemos, lo importante es saber que existio y nos hizo saber que eramos capaces de soñar y amar, aunque con el paso del tiempo sigamos pensando si es amor o lo fue, o lo sigue siendo como lo era ayer.

Un saludo, un gusto leerte.

David

www.palabrasqueserepiten.blogspot.com

Gustavo A. Abril dijo...

Qué comentario tan interesante me has dejado, David. Definitivamente comparto por completo tu planteamiento.

Gracias por la visita y por las palabras.

ABRAZOS